Alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas adaptable según las necesidades

Los sistemas de alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas tienen como objetivo proteger las zonas exteriores de este tipo de instalaciones. También permiten proteger todo tipo de accesos, sean puertas o ventanas. Tanto los accesos como las zonas exteriores difieran notablemente de una instalación a otra.

Las zonas exteriores, por ejemplo, pueden contar con mobilario, animales, vegetación, etc. Es por este motivo que los dispositivos de alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas se adecuan a las necesidades de cada espacio.

Entre los dispositivos disponibles, destacan los que se detallan a continuación.

Alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas
SI NECESITAS AYUDA, TE LLAMAMOS GRATIS SIN COMPROMISO
Alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas: detectores volumétricos exteriores Watch Out
Alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas: detectores volumétricos exteriores Watch Out

Detector volumétrico exterior Watch Out

Es un dispositivo de triple tecnología. Incorpora detector de infrarrojos (detecta los cuerpos calientes y su movimiento), detector de movimiento mediante microondas y sistema de inmunidad animal. La combinación simultánea de todos ellos da lugar a un disparo de la alarma. El sistema microondas detecta cualquier movimiento que interfiera las ondas que emite, aunque no sea un cuerpo caliente.

Algunos de ellos incorporan el sistema anti-mask, que provoca un disparo de la alarma cuando se intenta tapar el sensor.

Barreras infrarrojas

Existen dos grandes grupos:

Barreras infrarrojas colocan a ambos lados de puertas y ventanas por la parte exterior. Tienen forma de pequeños listones que se adaptan a la altura de la puerta o ventana. La sincronización entre ellas (las del lado izquierdo y las del lado derecho) crea un enrejado electrónico que al intentar traspasarse activa la alarma.

Este sistema permite estar dentro del inmueble con las puertas o ventanas abiertas y con la tranquilidad de que los intrusos serían detectados antes de entrar. Son apropiadas para ventilar y estar tranquilamente en el local con las puertas y ventanas abiertas.

Barreras infrarrojas para distancias mucho más largas, pueden llegar hasta los 100-150 metros. Crean líneas de detección invisibles para el ojo humano en jardines, patios, terrazas, etc. Si dichas líneas son traspasadas se activa el sistema de alarma. Las líneas no pueden ser interferidas por ningún elemento, sean árboles, mobiliario, etc. Se desaconsejan para zonas exteriores irregulares, ya que los niveles variables pueden dar lugar a falsas alarmas.

Alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas: barreras infrarrojasAlarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas: barreras infrarrojas
Alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas: sensores geosísmicos

Sensores geosísmicos

Es un sistema muy sofisticado que se recomienda instalar durante la construcción del inmueble. Consiste en rodear la construcción con un foso de unos 60cm de profundidad dónde se colocan los sensores en forma de zic-zac. Estos sensores crean en la superficie una zona de detección de 2m de ancho. Al caminar por encima de esta zona, son capaces de reconocer el cambio de presión.

Revisan los niveles de presión cada vez que se conecta la alarma. Es por este motivo que la alarma se dispararía incluso en el caso de que el intruso pasara por encima de un coche aparcado puntualmente en una de las zonas protegidas. En resumen, detectan las alteraciones en la presión que registran cada vez que se conecta la alarma.

Sensores de vallado

Existen diferentes tipos de sensores de vallado que se adaptan a la flexibilidad del vallado. Al trepar por él o torcerlo, accionan el sistema de alarma. Se collan en los palos del vallado o en la propia trama del vallado.

Estos sensores van asociados a una pequeña estación meteorológica que los hace más o menos sensibles en función del viento o la lluvia.

Alarma perimetral para instalaciones de ocio y deportivas: sensores de vallado